Requisito número 1 para una buena salud dental: saliva rica en minerales

Cuando la alimentación de una persona es sana y por lo tanto adecuada a sus necesidades, la saliva es rica en calcio y fosfato. De modo que el desgaste dental producido por masticar y comer alimentos ácidos, o sea la desmineralización, se frena y compensa mediante la saliva con un adecuado pH, recubriéndose con los minerales necesarios.

En otras palabras, la calidad de la saliva es crucial para prevenir las caries, ya que este medio baña y a la vez nutre los dientes (junto con la nutrición interna que llega de la sangre a la pulpa en el interior del diente[1]).

Requisito número 2 para una buena salud dental: sangre rica en minerales, oligominerales y vitaminas adecuados para los dientes.

Así como los dientes se alimentan, también pueden “desnutrirse” desde adentro (la sangre llega a la pulpa del diente[1]) y desde afuera (la saliva y los alimentos que pasan, al igual que restos de comida y desechos bacterianos que quedan en la boca), es importante alimentarse de forma que la sangre contenga los elementos que los dientes necesitan.

Para más detalles, ver: "Dr. Shelton: las verdaderas causas de la caries" en inglés o en portugués, "Nutrición" en inglés o en portugués y especialmente "Minerales" en inglés o en portugués.

Requisito número 3 para una buena salud dental: el fluido dentinario

Para que los elementos que hacen bien a los dientes contenidos en la sangre nutran y reconstruyan los dientes, a la par que los defiendan contra los intrusos externos, un estudio de los doctores Steinman y Leonora, realizados durante unos 40 años, permite suponer con bastante probablidad la existencia de un sistema de fluido dentinario (si las condiciones de salud son buenas), que asegura la inmunidad de los dientes contra las caries.

Ver detalles en "El transporte a través del fluido dentinario – una teoría revolucionaria sobre la cariogénesis y la resistencia natural contra la caries" en inglés o en portugués.

Requisito número 4 para una buena salud dental: saliva con pH adecuado

Otra “complicación” que se agrega es que la saliva que baña los dientes también tiene que tener un pH neutro o casi (un 7 en la escala de ph, que va de 0 a 14), para que los mismos se remineralicen correctamente (véanse por ejemplo los estudios hechos por la Universidad de Newcastle, Reino Unido, que han demostrado la relación entre el pH de la saliva y la remineralización).

La saliva ácida aparentemente desmineraliza los dientes (mientras que, cuando es demasiado alcalina, se forman acumulaciones de calcio en los dientes, denominadas “cálculos dentales”, más conocidas como “sarro”).

(De hecho, el dentista alemán Georg Schnitzer escribe en uno de sus libros que ha medido los valores de pH en personas con caries de avance muy rápido, eran tan bajos [ácidos], que los dientes se disolvían en la misma saliva.)

Como el estrés crea ácido en el cuerpo, la saliva también puede estar afectada por las propias emociones. Ver "La meditación contra el estrés y las caries" en inglés o en portugués y "Las emociones y la caries" en inglés o en portugués.

Y como los restos de comida que permanecen en la boca son metabolizados por las bacterias, pueden volverse “desechos” ácidos secretados por tales bacterias, esta es otra razón por la cual una buena higiene oral (ver Oral hygiene en inglés o Cuidado dental & higiene oral en portugués) puede proteger los dientes elevando el pH de la saliva a niveles más saludables.

Hay que alcalizar el organismo muy ácido

Muchas cosas sirven para cambiar el pH de los tejidos a una mejor alcalinidad, desde una dieta alcalina, añadir alimentos o suplementos alcalinos naturales, como la melaza o el polvo de hornear, hasta la meditación, el rezo y la alegría (en efecto, según estudios científicos, la meditación parece ser un poderoso factor de curación dental que, además de otras ventajas, eleva el pH de la saliva [ver meditation en inglés o meditação en portugués]).

Lo anterior, entre otras cosas, figura como alcalinizante del organismo humano, mientras que el estrés (y por supuesto los alimentos acidificantos) acidifican los tejidos.

Requisito número 5 para una buena salud dental: flujo adecuado de saliva

Para estar y permanecer sanos, los dientes tienen que estar constantemente humedecidos en saliva. Cuando la boca está seca, esto afecta a los dientes, debido al aumento de bacterias en la boca.[4] Esto vale también para la boca seca provocada por algunos medicamentos o por respirar por la boca al dormir.

Los tratamientos con radiación (radioterapia) en la zona de la boca en general también pueden alterar seriamente el funcionamiento de las glándulas salivales. Las radiografías dentales[8] también secan la boca, al igual que el estrés[5].

El fumar o masticar tabaco también parece inhibir la saliva y conlleva riesgo de gingivitis, así como de la consiguiente caries superficial en la parte de la raíz del diente que queda expuesta en caso de esta afección de las encías.

Si bien los dentistas aparentemente recomiendan masticar chicle sin azúcar para prevenir la sequedad de bocal, por otra parte hay que cerciorarse de que el mismo no contenga el tóxico Aspartamo[6] (por no mencionar otros elementos químicos).

(Un visitante del sitio comentó que “el chicle Trident con sabor a canela... es el único Trident sin aspartamo... [pero] lo mismo está lleno de otros components químicos.” De todas formas, si se va a usar chicle, se recomienda el endulzado solamente con xilitol.)

La forma más simple de asegurar una buena cantidad de saliva consistiría en hidratarse con agua de buena calidad, ya que de acuerdo con el doctor F. Batmanghelidj, autor del señalero libro, "Los Muchos Clamores de su Cuerpo Por el Agua”, muchos de nosotros, sin saberlo, estamos deshidratados de alguna manera.[7] [9]

Requisito número 6 para una buena salud dental: masticar adecuadamente – ejercitar los dientes y las encías para que mastiquen bien

Muchos alimentos naturales, sin procesar (o con poco procesamiento), como por ejemplo los productos integrales, la fruta y la verdura cruda, requieren por lo general que se los mastique bastante debido a su alto contenido de fibra.

Esto aumenta la circulación sanguínea y linfática en encías, dientes y otros tejidos de la boca (ver aquí una ilustración de los vasos capilares sanguíneos que proveen de sangre a los dientes) y también debería de por sí mejorar la desintoxicación y la nutrición celular. Por añadidura, la acción mecánica de las fibras en dientes y encías actúa de forma parecida a un cepillo, limpiando la superficie dental.

Se puede incluso suponer que una de las causas principales de la caries y los problemas de mandíbulas y maxilares reside en la falta de uso de nuestros dientes, por comer mayormente alimentos procesados[2] - después de todo, la falta de ejercicio en otras partes del cuerpo tiende a atrofiarlas, y esto también vale para los músculos, los huesos y el cerebro (como en el dicho “si no lo usas, lo pierdes”).

Y es esto a lo que Edgar Cayce se refiere cuando dice que la comida moderna “suave”, en contraposición a lo que él denominó “alimentos limpiantes” como zanahorias crudas, lechuga, etc., constituyen una causa de las enfermedades que aquejan a dientes y encías (esto es fácil de entender, ya que si ejercitarse con pesas refuerza los huesos, por analogía los dientes deberían beneficiarse de masticar).

Y lo último, pero no por ello menos importante, masticar, por supuesto, produce más saliva.

El dr. Herbert Shelton, una eminencia del Higienismo (corriente naturópata llamado "Natural Hygiene" en Estados Unidos), nos cuenta una hermosa historia que testimonia el valor curativo de ejercitar los dientes:

“Una joven madre me trajo a su hijo. Estaba muy afligida porque la mandíbula, el maxilar y la boca del niño se estaban desarrollando muy malamente. El chico mordía mal (los dientes no encajaban bien), y parecía no haber más lugar en la boca llena para los dientes que todavía tenían que salir.

Hablamos sobre la alimentación del niño y le sugerí que le diera zanahoria cruda con regularidad, en reemplazo de los dulces. Años después los volví a ver a ambos: el chico tenía los dientes perfectamente enderezados. El fuerte masticado necesario para la zanahoria cruda había dejado que los dientes salieran derechos, toda vez que cumplían la función que originalmente les corresponde”.

Una buena masticación, entonces, supone no solamente un importante factor de buena digestión, que es uno de los pilares de un organismo saludable[3], sino también para la salud y regeneración dental.

Requisito número 7 (aunque es discutible) para una buena salud dental: la superficie de los dientes necesita estar limpia y sin contacto con la glicerina

Para que los dientes puedan integrar los minerales aportados por la saliva en su estructura, o sea, para remineralizarse con la saliva, el dr. Gerald Judd, autor de 'Good Teeth Birth to Death' [ver extractos en “Dientes sanos para toda la vida” http://es.scribd.com/doc/35029893/Dientes-Sanos-Desde-El-Nacimiento-Hasta-La-Muerte) insiste en que el diente debe estar “limpio” para permitir esta remineralización.

A su entender, los dientes no solo deben cepillarse, sino también librarse de todo revestimiento de glicerina pegajosa (ver detalles del protocolo dental natural del dr. Gerald Judd en Inglés o en portugués. Y, extrañamente, la glicerina es un ingrediente común en muchos dentífricos comerciales, incluso en los de tipo natural.

Por lo que sabemos, el dr. Judd fue el primero en recomendar “oficialmente” el uso de jabón en lugar de dentífrico para limpiar eficazmente y a fondo dientes y encías, como el primer paso clave para la remineralización a partir de la nutrición que brinda la saliva.

Si bien el dr. Judd insiste que los dientes estén totalmente limpios, incluso de glicerina, y esto parece tener mucho sentido, otros investigadores en el campo dental, como los doctores Dr. Weston A. Price y Dr. George W. Heard [enlaces en inglés, o enlaces Price y Heard en portugués], informan que han visto dientes perfectamente sanos bajo un espeso recubrimiento de impurezas.

En todos los casos, estos dientes se hallaban en personas que desde el nacimiento llevaban una alimentación natural rica en minerales y oligoelementos.

Tiras de pH

Hay quien sugiere usar tiras reactivas de medición del pH para controlar la saliva por la mañana.

Ver Products: "Remineralizers" for Teeth [Productos remineralizadores para los dientes].

¿Este sitio le ha sido de utilidad?

Si así ha sido, por favor comparta este mensaje positivo con otros y colabore de cualquier otra forma simple que prefiera, como por ejemplo comprando en Amazon US o Amazon España a través de los enlaces de Healing Teeth Naturally, sin costos adicionales para usted (ver enlaces abajo). También puede ver la página en inglés Support this site [Colabore con este sitio] o en portugués.

Amazon España

Amazon USA

Notas al pie

1 Para mirar una ilustración de la cámara pulpar, ver este enlace [en inglés] o este enlace en portugués.

2 empeorando los efectos de la carencia de minerales y vitaminas que se encuentra generalmente en los alimentos procesados.

3 Para saber más sobre masticado, salud y belleza, ver también Dr. F.X. Mayr’s research [los estudios del dr. F.X. Mayr].

4 The Journal of Dental Research [La Revista de investigación odontológica], Vol. 54, No. 4, 740-750 (1975) publicó el estudio "Effect of Radiation-Induced Xerostomia on Human Oral Microflora" [“Efectos de la radiación – Xerostomía (sequedad de boca) inducida en la microflora oral humana”] demostrando que los microorganismos cariogénicos superaron a los no cariogénicos, a la par que cesó la producción de saliva. http://jdr.iadrjournals.org/cgi/content/abstract/54/4/740

5 Ver On the link between emotions, stress and caries (cavities) development o Sobre o elo entre emoções, stress e geração de cáries [La relación entre las emociones, el estrés y el desarrollo de la caries].

6 Ver Causes of cancer: aspartame [Causas del cáncer: aspartamo].

7 Es interesante notal que de acuerdo con las enseñanzas del antiguo arte y ciencia de Qigong chino, la saliva (denominada “el jade líquido” está lleno de energía vital (chi). Ver este extraordinario texto: simple but powerful self-healing technique involving visualization, intention and - saliva! [una simple pero poderosa técnica de autocuración con visualización, intención y... ¡saliva].

8 Dental x-rays also increase the risk of thyroid (and other) cancer [Las radiografías dentales también aumentan el riesgo de cáncer de tiroides y otros tipos de cáncer], ver en portugués O aumento do risco de câncer na tireóide e a radiação ionizante de raios-X dentários.

9 Ver también "Boca seca {xerostomía}: causas, remedios y tratamientos de la producción inadecuada de saliva": en Inglés o en portugués.

Curación natural de los dientes